LEOAl caer la tarde del pasado domingo 19 de abril, fallecía de forma inesperada nuestro hermano Leonardo Tallada Hernández, recibiendo cristiana sepultura en Úbeda el martes 21. Su inesperada muerte ha causado gran conmoción entre todos los que le conocimos, tanto por su labor cofrade como por su afición teatral dentro del grupo Maranatha. Cofrade ejemplar y actor aficionado, murió en las tablas del Teatro Ideal Cinema participando en una representación benéfica, afición que le ocupaba gran parte de su tiempo libre. Pero además de esta faceta, el Leo que conocíamos nosotros era el cofrade, el eterno administrador de nuestra cofradía, el amigo y compañero, ese Leo cercano y con el que todos se llevaban bien, especialmente los jóvenes que empezaban en la Junta que tanto conectaban con él. Amante de su familia y muy devoto del Santísimo Cristo de la Expiración, ocupó el cargo de administrador de nuestra cofradía durante doce años.


Pero también hay otro aspecto cofrade en él quizá no tan conocido, a través de la Confraternidad de Hermandades y Cofradías Trinitarias de la Provincia España Sur, a la que nuestra cofradía pertenece desde que dicha confraternidad se formó, y de la que ocupaba también el cargo de tesorero en su Junta Directiva. Desde que inició el contacto con la orden que fundara San Juan de Mata, precisamente en una representación teatral en la que participó sobre la vida de San Juan Bautista de la Concepción, reformador de la orden y fundador de los Trinitarios Descalzos, conectó enseguida con el carisma trinitario y ha sido hasta su muerte entusiasta representante de nuestra cofradía en la Confraternidad, donde también ha causado honda conmoción su fallecimiento entre tantos cofrades y amigos de todas las cofradías trinitarias, que se desplazaron en gran número hasta nuestra ciudad para acompañar a su familia y amigos en estos momentos tan duros para todos.


Desde aquí mandamos un fuerte abrazo a sus familiares, amigos y hermanos cofrades y en especial a su esposa, Angelita y a sus hijos Leo, David y Mª Esther. Se nos ha ido el cofrade pero sobre todo el amigo, aunque estamos seguros de que, "con los brazos abiertos ya ha recibido el amor del Padre dispuesto a acoger a todos los que sienten la necesidad de su consuelo amoroso" tal y como se dice en la oración al Cristo de la Expiración que tantas veces hemos rezado.


Descansa en Paz amigo Leo. Siempre te recordaremos

"Aquellos clavos que atravesaron los pies y las manos del Hijo,
atravesaron también el corazón de la Madre"

 

Por fin una Semana Santa en la que no hemos tenido que preocuparnos por las posibles previsiones de lluvia, pues todos los pronósticos que anunciaban una semana de tiempo soleado y temperaturas suaves se han cumplido. Llegaba el Viernes Santo y los hermanos de la cofradía del Santísimo Cristo de la Expiración y María Santísima de los Dolores nos preparamos para acompañar a Nuestros Titulares un año más por las calles de Úbeda. Desde unas horas antes de la salida oficial, numerosos hermanos se iban concentrando alrededor del templo de la Stma. Trinidad, que se va llenando con los colores blanco y negro de nuestro hábito. Poco a poco los hermanos ocupábamos el patio del colegio, iban llegando las hermanas vestidas con la tradicional mantilla, se escuchan los primeros lamentos de trompetas, los costaleros y hombres de trono concentrados y preparados y nuestra banda, que con su entrada, anunciaba que todo está preparado para iniciar la procesión.


Tras una reflexión y el rezo de una oración dirigida por nuestro capellán, a las doce y media se abrían las puertas del templo trinitario y nuestra Cruz de Guía iniciaba el camino que seguiremos todos los hermanos, acompasados con el toque pausado de nuestra banda para dar testimonio de nuestra fe y devoción y llevar por las calles el mensaje de que, Cristo en la Cruz, ha muerto por nuestra salvación. El Santísimo Cristo de la Expiración salía con los sones de la marcha "Expiración" (D. Victoriano García 1.897)) y parece que mira a la gran cantidad de personas que, desde la Plaza de Andalucía, observan cómo lentamente va descendiendo en su trono por la lonja de la Trinidad.


Después, tras el Hijo, el paso de María Stma. de los Dolores asomaba lentamente por la portada del templo, acariciado, mecido por los costaleros a los sones de las marchas "Muerte y Dolor" (D. Manuel A. Herrera 1.966) y A la Virgen Trinitaria (D. Gervasio Gámez 2.011); todas espléndidamente ejecutadas por la Agrupación Musical Maestro Emilio Cano de Membrilla (Ciudad Real), que desde 2.011 nos acompaña. En la presidencia, junto a nuestro capellán, la Hermana Mayor de la Cofradía. Tras ellos la representación de la Academia de Guardias de la Guardia Civil de Úbeda y Baeza, Hermana mayor honoraria de la cofradía, el representante del Excmo. Ayuntamiento y el presidente de la Unión de Cofradías.


Escoltando a las imágenes de Nuestros Titulares, que se abren paso entre el estrecho margen que la gran cantidad de personas que se reúne en la Plaza de Andalucía dejaba, cientos de cofrades, cada uno con su humilde aportación, (hermanos de luz, corros de trompeteros, mantillas, tambores y timbales, niños, costaleros y hombres de trono, músicos y hermano campanillero, portadores de tulipas, insignias y estandartes, directivos), iniciamos el cortejo que nos llevó hasta Santa María a la hora de llegada que teníamos programada y que se desarrolló por el recorrido habitual con total normalidad y con la solemnidad acostumbrada. Queremos agradecer también el apoyo de los hermanos de la Cofradía Eucarística de la Santa Cena y también de la Unión y Arciprestal en la última parte del recorrido, en especial en un día tan caluroso por su labor y su disposición, pendientes siempre de todo y como no el de los hermanos de nuestra cofradía que sin poder llevar su túnica se ofrecen todos los años desde la salida hasta la recogida para prestar su colaboración.

 

 

 

Con apenas unas horas de descanso, a las 20:30 comenzaba la Magna Procesión General en una abarrotada Plaza Vázquez de Molina. Pasadas las nueve y media y con pocos hermanos en nuestro guión pero con la misma solemnidad, iniciamos nuestro desfile para acompañar a la Cofradía del Santo Entierro de Cristo y Santo Sepulcro. Este año el toque de nuestra banda en la noche del Viernes Santo iba destinado más que nunca para pedir a nuestros titulares por la pronta recuperación de nuestro Jefe de Banda. Alrededor de las doce de la noche regresamos a la iglesia de la Stma. Trinidad desde donde doce horas antes dábamos comienzo a nuestra procesión. A partir de mañana el Stmo. Cristo presidirá de nuevo el templo desde el Altar Mayor y María Stma. de los Dolores volverá a su capilla. Ahora tocan las tareas de recogida, limpieza de enseres y colocación para que todo esté listo y preparado para la próxima Semana Santa, que ya sabemos que en Úbeda empieza tras la Pascua de Resurrección.


Solo queda dar las gracias a todos los hermanos de la Cofradía por su asistencia a los cultos y procesión y los invitamos a que sigan participando en la vida de la cofradía, en la misa mensual el último sábado de cada mes y en todos los cultos y actividades que se programen dando muestra de nuestro compromiso cofrade y de nuestra devoción al Santísimo Cristo de la Expiración y a María Santísima de los Dolores.

 

IMG-20150406-WA0037

 

portada2015

Pincha aqui

"Simeón, tomando al Niño en sus manos, profetiza que aquel Niño sería signo de contradicción y que una espada de dolor traspasaría el alma de la Virgen"


En la noche del viernes 27 de marzo terminaba el Septenario a María Santísima de los Dolores y con él, terminaba para nuestra cofradía una intensa semana de vísperas que comenzábamos el pasado sábado 21 de marzo. En este Viernes de Dolores hemos celebrado la Fiesta dedicada a nuestra Madre Dolorosa y tras la Eucaristía podíamos escuchar la magnífica interpretación de los Dolores de D. Victoriano García con la que la Coral Virgen de Guadalupe nos ha vuelto a deleitar un año más. Con la música de la orquesta de la coral y dirigidos por D. Tomás Delgado Pulpillo hemos podido compartir durante estos siete días ese dolor de la Madre ante el anuncio de lo que le iba a pasar a su Hijo Amado. Con fe y con devoción y con una grandísima afluencia de hermanos y de fieles que no se quieren perder esta cita, hemos podido rezar contemplando el rostro de la imagen de María Santísima de los Dolores durante los siete días del Septenario.

 


No se puede dudar que la música nos ayuda al recogimiento y a la reflexión en la celebración de la Eucaristía. Durante la comunión pudimos escuchar la marcha que el Maestro Herrera Moya compusiera para nuestra Titular, "Muerte y Dolor", y tras su interpretación y después de la acción de gracias a María Santísima de los Dolores, se vivió otro momento de gran emotividad con la interpretación de la marcha dedicada a nuestra cofradía, para Banda Sinfónica y Coro, Incondicionado Amor, de Don José Javier Delgado Pulpillo, con letra de Don José Delgado López que tiene la particularidad de conjugar la música con una parte cantada y que tras su estreno el año pasado sonaba de nuevo, de forma magistral, este Viernes de Dolores.


Tras acabar el Septenario, tuvo lugar el devoto Besapié al Santísimo Cristo de la Expiración, para después, ser portado por hermanas cofrades en un momento de gran recogimiento, a través del pasillo central de la iglesia de la Santísima Trinidad, con la única iluminación de las velas que lo escoltaban, para ser subido al trono en el que, a mediodía del Viernes Santo, lo acompañaremos por las calles de nuestra ciudad.

 

 El rezo de un Padrenuestro con nuestro capellán, Don Alfonso Garzón, ponía fin a una intensa semana que los hermanos de la cofradía vivimos de una forma especial y en la que damos muestra de nuestra devoción a ese Cristo Salvador muerto en la Cruz para nuestra redención y acompañamos a su Madre, a nuestra Madre, María Santísima de los Dolores para que con su intercesión nos acerque cada vez más al Hijo. Una semana de preparación espiritual que nos llevará, con todo ya dispuesto, hasta que el próximo Viernes Santo, a las doce y media en punto se abran las puertas de la Trinidad.

 

En la noche del jueves 26 de marzo y tras finalizar el Septenario, se ha procedido al descendimiento de la Sagrada Imagen del Stmo. Cristo de la Expiración.

Mientras sonaba la marcha "Expiración", la imagen de Cristo crucificado descendía lentamente hasta los pies del Altar Mayor.

Un toque de "lamento" rompió el silencio del templo y a continuación se hizo lectura de la Oración de las Siete Palabras de Jesús.

El acto finalizo con el rezo por parte de todos los presentes de la oración dedicada a nuestro Titular.

CARTELVIERNESDOLORES20151

IMGP6276cc

Hoy 26 de marzo, a las 20:30h en la Iglesia de la Santísima Trinidad, sexto día del Septenario a María Santísima de los Dolores que estará dedicado a los miembros de la banda de tambores y timbales de la Cofradía.

 

Horario de Secretaría

La secretaría estará

cerrada por vacaciones

hasta Septiembre.

 

 

CARTEL CULTOS 2017

cartelexpiracion2017

Siguenos tambien en

facebook

portadafacebookWEB

portadafacebookjuventudWEB

Cartel Semana Santa

cartel 2017 rgb

Horarios Semana Santa

portadalibrohorarios2017

 

Contador de visitas

ORACIÓN

oracion

Acceso usuarios

Semana Santa 2016

El tiempo en Úbeda